7 dic. 2012

La vida critica... 44 - Otra tira dedicada a mi dentista

Hace unos días publiqué una tira dedicada a los dentistas. Como dije estoy en manos de uno de ellos y está construyendo un puente para mí. Primero pensé que sería similar al del rio “Kwai”, pero el precio que va a costarme creo que será como los construidos por Calatrava o el famoso de San Francisco.
Imagino que por él podrán circular coches, camiones y también personas. Para amortizar el coste  tendré que cobrar peaje, pero los lectores de este espacio no debéis preocuparos: lo tendréis gratis. Si lo solicitáis tendréis un pase de libre circulación para ir por el de un lado a otro, y no temáis que cierre la boca, mientras estéis cruzándolo, pues tendrá iluminación nocturna, (con este precio tendrá luces y farolillos como el de San Francisco).
Me habría gustado dibujar una historieta con este argumento: empezaría con el dentista internándose en mi boca como un espeleólogo, con casco y linterna incluidos y, al salir, yo estaría sin dientes y él con un montón de billetes en sus ávidas manos.
Al escribir estas cosas me doy cuenta de la suerte que tienen los guionistas. Lo que ellos escriben en un par de horas, nosotros necesitamos un par de meses para dibujarlo.
Hace ya días que quiero dar las gracias a los seguidores de este blog. Intenté mandar una carta a cada uno de vosotros pero no pude o no supe hacerlo.
Como que la crisis actual nos afecta a todos, menos a los políticos ineptos que la provocaron, voy a intentar dar una pequeña alegría a alguien esta Navidad.
Si seguís este blog es porqué sois aficionados al dibujo y las historietas. Antes de estas fiestas navideñas pondré todos vuestros nombres en una caja y una mano “inocente” sacará uno de ellos. A quien le toque le mandaré un original de una de las tiras de “La vida critica…” publicadas aquí.
Gracias a todos por seguir mis dibujos y mis historias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres, puedes dejarme un comentario.