3 nov. 2012

Galeria de dibujantes 5 - Mi amiga Purita Campos

            PURITA CAMPOS, UNA TRIUNFADORA

Conocí a Purita al poco de llegar a Bruguera, pues lo hicimos casi al mismo tiempo. Al principio tuvimos una relación normal, como con cualquier otro colaborador de la editorial. Recuerdo que, cuando la conocí, pensé: ¡Que chica más guapa!, y es que Purita es, en persona, tan guapa como sus dibujos. Nuestra amistad fraternal llegó algún tiempo después, como veréis, cuando nació su hijo Paco.
Yo estaba haciendo un trabajo para Francia, (Brigade Temporelle), y en Creaciones me encargaron otro para Inglaterra, que materialmente no podía entregar por la coincidencia de las fechas. El Sr. González me dio la solución: “Paco Ortega te dibujará a lápiz las páginas para Francia”. Nos pusimos de acuerdo con Paco, pero cuando tenía que traerme las primeras páginas no se presentó. Además él tenía el guión y yo no podía hacer nada, o sea que el remedio fue peor que la enfermedad.
Les pregunté a Conchita y Gemma si sabían algo de él y me contestaron que debía estar con Purita. Siempre he sido muy despistado y ni tan siquiera sabía que entre ellos había una relación estable. Cuando vino a traerme la primera página de aquella colaboración me dijo lo que pasaba: aquella mañana Purita había tenido un precioso niño. Y en aquel momento empezó una amistad casi de familia.
Durante varios años, por las mañanas, iba a trabajar al estudio de Paco y Purita, y “Paquito” gateaba por allí, se agarraba a mi pierna, y yo le llamaba “hormiguita”. Era la época que ellos hacían “Patty’s World” (Esther) y yo dibujaba Jan Europa.
Una noche me quedé a cenar en su casa y fueron los primeros a quien explique el argumento de mi historia: Jan Europa era un arqueólogo, prácticamente inmortal, que recibía ayuda de los Guardianes del Poder…, etc. no sé el tiempo que estuve hablando, pero ellos parece que estaban muertos de sueño, se les cerraban los ojos, y tenía que ponerles palillos entre los parpados para que no se durmieran y me dieran su opinión. Creo que cuando al fin me marche, estaban rogando que viniera Incognito y me fulminará para siempre. Y ya veis, si aguantaban a un pesado como yo es que éramos amigos para siempre, como aquella canción olímpica.
¿Qué voy a deciros de Purita? Esther ha sido una de las historietas femeninas de más éxito, tanto en Inglaterra como en España. Recuerdo como se divertían los dos mientras dibujaban aquellas historias. Philip Douglas era un gran guionista y sus narraciones prendían en el lector, y siguen haciéndolo actualmente. Paco dibujaba las páginas, esquemáticamente a lápiz, y Purita las “vestía” y terminaba con su gracia y personalidad.
Recuerdo la tristeza y las lagrimas de Purita cuando en Inglaterra dejaron de publicarla y se terminó la serie. Había empezado a dibujarla en 1971 y continuó con ella hasta 1988. En 1977 empezaron Tina para Holanda, y estuvieron haciéndolo durante más de treinta años. ¿Y sabes por qué dejó de dibujar esta historia después de tantos años? Pues porqué en Glenat le propusieron volver a publicar Esther y no resistió hacerlo.
Durante un tiempo Purita me pidió que la ayudara a dibujar Tina a lápiz. Paco había perdido mucho la visión y no podía hacerlo. Así que, durante dos años le dibujé los lápices y continuamos con Tina, hasta que ya no pudo seguir con todo. Purita continuo con Esther, que es el personaje de su vida, y yo seguí con Tina durante tres años más.
Aunque según creo, en lo que nuestra amiga es mejor, es en el color. Las portadas que pintó para Tina, durante años, son esplendidas, y sus cuadros y retratos magníficos.
Y si no se hubiese dedicado a la ilustración hubiera podido ser una gran creadora de moda. Durante un tiempo se dedico a ello y tuvo tanto éxito como con sus dibujos. Y lo mismo sucedió cuando puso una sala de exposiciones, “Barcinova”, en la que muchos de sus compañeros de profesión expusimos nuestros cuadros y dibujos.
Pero algo que tal vez muchos lectores no saben es que durante muchos años Purita se ha dedicado, también, a algo que la ha llenado plenamente: tuvo una escuela de Arte en la que departía clases de dibujo y pintura a la que asistían personas de todas las edades, y que todavía hoy mantiene con algunos de sus adictos alumnos.
Purita ha sido siempre una triunfadora, con seguidoras que organizan Blogs y páginas web dedicadas a ella y sus personajes. Sus lectoras actuales son hijas de las que la leían cuando Esther se publicó por primera vez. Ahora leen sus historias toda la familia, ¡madres, hijas y nietas!
A Paco y a Purita les debo algunos de los momentos más divertidos de mi vida. Cuando trabajábamos juntos llegábamos a llorar de tanto reír de las burradas que llegábamos a decir, pues los dos tienen un gran sentido del humor.
Si recordáis cuando expliqué nuestro viaje a Holanda, la primera vez que los editores nos invitaron, Purita estaba sentada a mi lado cuando la anécdota de los mocos y su cara congestionada de tanta risa, como nos sucedió muchísimas veces a través de tantos años de una verdadera y sincera amistad.
Gracias por aquellos momentos deliciosos, y continua dibujando y pintando para hacer este mundo más amable.

2 comentarios:

  1. Una preciosa narración, Edmond. Doy fe del incansable espíritu de Pura y Paco. Cada año cuando nos vemos en Madrid y Barcelona y nos vamos las chicas del foro a cenar con ellos por ahí, aguantan estoicamente hasta las dos o tres de la madrugada, y ya no son niños precisamente! Y sí que tienen un gran sentido del humor, sobre todo Paco que no para un minuto quieto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fueron unos años irrepetibles, tanto por lo divertido de nuestra amistad, como por la satisfacción del trabajo que haciamos.

      Eliminar

Si quieres, puedes dejarme un comentario.