11 abr. 2013

La ultima anecdota y el Salón del Cómic



Los que leéis este blog, o mi página de Facebook, sabéis que he pasado un mes muy malo por la muerte de mi madre y todos los días que pasé casi sin moverme del Hospital. Supongo que, debido a esto, he tenido mi último despiste y confusión.
Hace un par de días me llamó Niki Navarro, de Editores de Tebeos, para preguntarme si podría ir el día 13 a firmar ejemplares (si es que alguien quiere comprar alguno) de los libros que publicaron de Jan Europa, y el último aparecido en su colección de “Hazañas Bélicas”. Le dije que si, pues pensé que aún faltaban un días. Bien, en realidad faltaba más de un mes: el salón del cómic siempre se ha celebrado en el mes de Mayo y yo estaba convencido de que esto no había cambiado.
Hace un rato me he enterado de que este año el salón se celebra este mes de Abril, ¡y yo he de ir a firmar el próximo sábado y no dentro de un mes!

Como podéis ver siempre he sido despistado y no voy a cambiar ahora. O sea que, si alguien quiere venir a saludarme, el próximo sábado estaré en el stand de “Editores de Tebeos” de una a dos del mediodía. Y aclaro lo “del mediodía” por si hay alguien con un despiste parecido al mío y vaya allí a la una de la madrugada.
Este año el Salón del Cómic de Barcelona está dedicado a las historietas del Oeste. Por esto quiero comentar, a los lectores aficionados a las historietas y películas de Búfalo Bill, que este conocido personaje del mítico Oeste americano, después de una vida dedicada a la conquista de nuevos territorios en lucha con los nativos de aquel continente, terminó sus días viajando por el mundo y representando en la pista de un circo un espectáculo, junto a un grupo de indios que habían sido recluidos en unas reservas, de sus propias aventuras y las de aquellos nativos con plumas. Creo que actuó también en Barcelona a finales del siglo diecinueve.
Pues todo esto me hace pensar en el parecido entre aquel circo y los numerosos salones del cómic esparcidos por todo el planeta. Los que vivimos la época dorada de la historieta tenemos un gran parecido con Búfalo Bill y aquellos indios americanos, actuando en la pista del salón en lugar de la pista del circo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres, puedes dejarme un comentario.