19 may. 2013

Hoy hace dos meses que estos hermosos y dulces ojos me miraron por ultima vez.

Los ojos de una menuda-gran mujer que nació en la menuda-gran isla de Menorca: mi Madre.

He querido dibujarla en su primavera, cuando se abrian ante ella los caminos de su vida: el magisterio, la música y la pintura, y daba gracias por todo lo que la vida le ofrecia, bueno o malo.
Cuando su madre, mi abuela, murió hace muchos años, escribió y compuso esta canción que cantaba con su dulce voz. Yo no podría decir nada mejor.

                                                        MARE

                                   Mare, Mareta, vine a mi
                                   que estic molt sola
                                   ton pit tan dolç vull per coixi
                                   que es cel i es glòria.
                                   Mare, Mare, tot ho ets tu
                                   Mare, Mare, tot ho ets tu

                                   Ni els rosers
                                   ajuntant ses olors
                                   no farien un bes
                                   dels teus llabis

                                   Ni dins del cel
                                   cap estel no faria
                                   la llum dels tus ulls
                                   plens d'amor... plens de pau... plens de llum
                                   que eixo ets tu, mare.

                                   Mare, jo et cantaria cançons amoroses
                                   si tingues veu d'ángel

                                   I si fos Déu
                                   dins un niu de rosers
                                   sembraria la vida per tú
                                   plè de llum, plè de pau, ple d'amor
                                   que eixo ets tu.

                                   Mare, mare, mare...

                                                                                           Onésima    


2 comentarios:

  1. Hola Edmond: Que bonito dibujo. Dar las gracias por todo lo que la vida le ofrecía, que buena reflexión Aprecio tu sensibilidad.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras. Realmente era una persona extraordinaria, que daba gracias por todo, lo bueno y lo malo. Desgraciadamente yo no he heredado esta cualidad a pesar de su ejemplo durante toda su vida.

      Eliminar

Si quieres, puedes dejarme un comentario.