30 dic. 2013

Para terminar el año dos páginas más de Sindy


Esta es la historia de colegialas que más me gustó hacer de todas las realizadas. El guión era mio y no me pusieron ninguna pega para su realización: tan solo que la niña debía parecerse a la muñeca, como es lógico, y que la vistiera con los vestidos que llevaba normalmente. Creo que ya hace años que dejó de fabricarse y, espero, que no tuviera nada que ver la historia que yo escribí y dibujé. Ya me ha sucedido con varias editoriales (la primera fue Bruguera, que cerró poco tiempo después de que yo publicara Jan Europa y Doctor Impossible en sus revistas), y confío en que leer mis guiones no fuera el motivo por el que dejaron de comprar esta muñeca también. ¡Tal vez yo fui el único al que aquellas historias le hacían gracia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres, puedes dejarme un comentario.