27 oct. 2012

Mi vida en Bruguera episodio 13 - Las ultimas de Vazquez

MÁS HISTORIAS DE VAZQUEZ

Manolo llegaba a la redacción con cara demudada. Su suegra, a quien él quería como a una madre, estaba muy grave en el hospital. Necesitaba dinero con urgencia para el tratamiento, y hacía una colecta entre los redactores. La primera vez muchos picaron y consiguió reunir una buena cantidad.
Tiempo después, su suegra empeoró y tuvo que ser ingresada nuevamente. Los redactores empezaban ya a estar con la mosca tras la oreja, pero consiguió algo más.
Al fin, un día, se presentó vestido de luto, con traje negro. Su madre política había muerto y quería hacerle el entierro que merecía: colecta otra vez.
Meses después la que se puso enferma esta vez, fue su madre, y repitió la historia nuevamente, hasta que, desgraciadamente, la pobre mujer murió también, y otra vez el luto riguroso. Y Vázquez ponía una cara de lástima que aquello parecía realmente un velatorio. Creo que, además de dibujar bien, era un actor de maravilla.
Como que los redactores habían cambiado con el tiempo, un buen día volvió a enfermar su querida suegra; pero Armando Matías Guiu, que recordaba todas las enfermedades y muertes ocurridas, le dijo con su peculiar manera de hablar en “zopaz”: “¡ Ozti, Manolo, que a tu zuegra la enterraron hace ya doz años, no me jodaz…!”  
Y a partir de aquí tuvo que inventar una nueva historia, claro.                                
Tal vez fue entonces cuando estuvo en Madrid, y se presentó en la oficina del representante de Bruguera en esta ciudad. Llevaba un montón de paginas y le pidió al encargado que se las pagara pues necesitaba dinero urgentemente. En la redacción dieron su aprobación y le pagaron la cantidad de páginas que entregó. Metieron los originales en un sobre y los mandaron a la Editorial, en Barcelona.
Tiempo después, cuando necesitaron páginas de los personajes que constaba había entregado en Madrid, y tomaron aquellas páginas, tuvieron la sorpresa de que solo la primera página estaba dibujada, ¡las otras estaban todas en blanco!
He dicho en alguna ocasión que, cuando hablaba, era tan mordaz y rápido en sus diálogos como lo eran sus guiones. Una vez estábamos un grupo de dibujantes en la salita de recepción, cuando pasó el Sr. González. Como siempre iba con la cabeza baja, sin mirar a nadie, y como flotando sobre sus pies. Al verlo Manolo dijo: “¡Fijaos, no anda, repta!”. Y es que su mente era tan rápida como su lápiz.
Desgraciadamente, con su muerte, se perdió un dibujante extraordinario pero también un personaje irrepetible.
Por último decir que, una de las cosas buenas que hizo Manolo fue llevar a Purita Campos a la Editorial. Creo que conoció a sus padres, que tenían una tienda de moda, y Purita llegó a la mítica Editorial de su mano. Esto no fue ninguna estafa como podéis comprender.

26 oct. 2012

20 oct. 2012

Mi vida en Bruguera - Capitulo 12 - Más Vazquez

                                   Más historias de Vázquez.

Cuando Oscar Aibar vino a verme para que le explicara mis experiencias con Manuel Vázquez le conté, también, estas que viví personalmente cuando trabajábamos juntos en el departamento de publicidad de Bruguera.
Nadie se dio cuenta de lo que sucedía. De vez en cuando Manolo se ponía frente a la máquina de escribir de Conchita y tecleaba alguna cosa. Así pasaron varios meses, Manolo dibujaba sus tiras de anuncios, se bebía la tinta china y comía loa goma de borrar para hacer reír a Conchita, hasta que un día vino un vendedor de enciclopedias, a plazos, y Vázquez le compró una.
En el departamento calculamos que, trabajando al ritmo que lo hacía, entre los anuncios y las páginas de historieta (era muy rápido, tanto su mano al dibujar, como su cerebro al crear nuevas historias) podía ganar lo que ahora serían 6000€ al mes. Una barbaridad.
El siguiente día de la compra de la enciclopedia saltó la noticia: a Vázquez le habían puesto una denuncia en la editorial, por falsificar recibos del departamento de publicidad, y la policía tenía una orden de caza y captura contra él. Cuando se ponía frente a la máquina de escribir, y a la vista de todos, colocaba un recibo, escribía una cantidad y a continuación firmaba José Ilario, que era el jefe del departamento. En total creo que cobro unas 60.000 Pesetas, una miseria comparada con lo que podía ganar dibujando,
Este mismo día, cuando llegué a casa, después de comer estaba viendo un programa de la única televisión de entonces, TV 1, y el presentador, Matias Prats (el padre del actual presentador, comenzó la presentación del personaje de aquel día: “¿Conocen ustedes estos personajes, “Las hermanas Gilda”, “Anacleto”, “La familia Churumbel”, “Angelito”? Pues aquí tenemos a su creador, Manuel Vázquez…”
Quedé boquiabierto por el asombro, y no podía cerrar la boca: allí, en la pequeña pantalla estaba nuestro amigo, vestido con un inmaculado traje blanco, en Madrid, mientras la policía de Barcelona le estaba buscando.
Conseguí cerrar la boca y, días después, supimos que le habían detenido y estaba en la cárcel Modelo.
Durante el tiempo que estuvo allí, fue cuando ahorró más dinero. Continuó trabajando para la editorial, en su celda, y uno de sus carceleros le hacía de secretario. Entregaba sus trabajos, los cobraba y los ingresaba en la cuenta de nuestro artista. Aquella enciclopedia que compró, ¿recordáis?, la vendió el siguiente día sin haber pagado ni un solo recibo.
Lo que más me ha sorprendido siempre es que, si quería, trabajando en sus historietas podía ganar muchísimo más que haciendo estas pequeñas estafas.
Por último, explicar lo que sucedió cuando hizo la serie “La familia churumbel”, que era una familia de gitanos. Para inspirarse fue a vivir con una autentica familia de esta antigua raza que, según dicen, es originaria del Indo.
Pues bien, aquella pobre gente tuvo que echarle de su caravana pues él les “afanaba “todo lo que podía.
Y otro día contaré cuantas veces enterró a su suegra y pidió dinero, en la redacción, para su entierro.

19 oct. 2012

La vida critica 30 - una nueva tira para distraeros un poco

Este fin de semana publicaré nuevas anecdotas de Vazquez, que viví personalmente cuando trabajaba a mi lado en el departamento de publicidad de la editorial.

17 oct. 2012

Proyectos - Realizados o no, tanto en historieta como otros temas.

                                                           PROYECTOS
En mi vida profesional he dibujado infinidad de proyectos, de los cuales muchos de ellos llegaron a realizarse, pero otros nunca llegaron a término, o a publicarse si eran historietas o ilustraciones. A partir de ahora voy a explicar algunos de estos proyectos que llegaron a construirse, como este, y otros no.
El primero me lo encargaron los hermanos Antonio y Ramón Riba, que habían sido los propietarios del Restaurant Espectáculo Scala, de Barcelona.
Se trato de un parque temático, “Pirates”, que llegó a edificarse y está, actualmente, en Orlando (EEUU).
Ellos me explicaron lo que querían , y me dieron unos esquemas que hacía Ramón Riba rudimentario, y que yo debía dibujar a escala sobre los planos de los terrenos. Era, en realidad, más un trabajo de arquitecto que de ilustrador; pero lo que ellos querían era que el dibujo explicara, no solo de que se trataba, sino que quedara atractivo para conseguir que socios capitalistas se interesaran en él. Y parece que fue así pues, desde hace varios años, funciona en Orlando bajo el nombre de “Pirate’s Dinner Adventure”.
El dibujo que acompaña este texto es el principal que hice para el proyecto, y medía 70 x 100 e hicieron unas copias gigantes para la presentación. Además de este realicé decenas más sobre cada uno de los temas del parque: el barco pirata desde multitud de ángulos, los restaurantes, pistas de coches o poblados de Caribe.
Actualmente este tipo de proyectos se realizan por ordenador, pero yo lo hice todo a mano, dibujo a dibujo, como si de un cómic gigante se tratara.
Trabajar con los hermanos Riba fue pesado, pero muy agradable. Pesado porqué me daban unos bocetos para que yo los interpretara y, cuando estaban hechos, y los veían sobre el papel, los cambiaban por completo y me volvían loco con tanto cambio.
Agradable, por ser u8n trabajo totalmente distinto a lo que normalmente hacía y ellos eran unas personas agradables, inteligentes y muy preparadas para este tipo de proyectos.
Algún lector me comentó que siempre he hablado bien de Bruguera, por ejemplo, y que esto no sucede con la mayoría de dibujantes.
Quiero aprovechar este comentario para explicar mis motivos. En la trabajo también he tenido alguna experiencia desagradable, (por suerte pocas) pero nunca las contaré. A mí me gusta hablar bien de la gente, y este es el caso de la mayoría de editores, y también de los hermanos Riba.
Las pocas cosas que he tenido, que no han sido positivas y agradables como casi todo lo que he explicado, no tienen importancia y quedan en el olvido.
Ah, yo no he estado nunca en Orlando. Si alguno de los lectores ha visitado o piensa ir a “Pirate’s Dinner Adventure” ya me dirá si lo ha pasado bien.
Tal vez os cueste  creerlo, pero el primer trabajo de este tipo que hice para ellos, fue un parque temático competencia de “Port Aventura”.
El grupo americano que estaba interesado en construir el conocido parque de Villaseca Salou, parecía que iban a retirarse del proyecto y no hacerlo. Entonces, los alcaldes de estas poblaciones, les encargaron otro proyecto para competir con ellos. Tuve que hacer un montón de dibujos, también a tamaño gigante. El proyecto se presentó y tuvo tanto éxito que el grupo de Port Aventura decidió tirar adelante el que ellos habían presentado, y el que yo hice no se llevó a cabo, pero sirvió para que hoy miles de personas se diviertan en Port Aventura. El proyecto que yo hice no ganó, pero en Tarragona consiguieron el parque temático que querían.

13 oct. 2012

Mi vida en Bruguera 11 - Una historia de amistad y compañerismo

                                   UNA HISTORIA DE AMISTAD Y COMPAÑERISMO

Cuando nos invitaron a ir a Ámsterdam por primera vez, y me sucedió aquella enojosa anécdota de los mocos, conocí a los dibujantes y guionistas holandeses que trabajaban para la revista Tina: Piet Wijn, Patty Klein y Jan Steeman, con quién entablamos una fuerte y sincera amistad que ha continuado a través de los años.
Algún tiempo después, Jan Steeman y su familia vinieron de vacaciones a Cataluña, en un auto caravana, y se alojaron en un camping no muy lejos de mi casa. Entonces yo vivía en Premia de Mar.
Durante sus vacaciones nos vimos casi a diario: primero para acompañarles a visitar la Costa Brava, el Montseny, comer con Paco y Purita Campos. Etc.
La parte negativa de este viaje fue qué Jan enfermó. Una madrugada se presento su hijo en casa, (entonces tendría unos doce años) para decirme que su padre se encontraba muy mal. Les acompañé al Hospital más cercano, en Mataró, y allí pasó varios días hasta que estuvo en condiciones de volver a Holanda. Había sufrido un cólico nefrítico y, cuando estuvo casi restablecido, volvieron a su casa. Pero esto es tan solo una pequeña parte, anecdótica, de la historia, que afortunadamente terminó bien.
Lo más importante, para mí, fue la muestra de amistad y compañerismo que recibí por su parte, y después también de Patty Klein, la guionista que escribía los guiones de ambos.
Uno de los primeros días de sus vacaciones, me preguntó si podía enseñarle alguno de los originales de la serie que estaba haciendo para Tina. Cuando le dije que no los tenía se sorprendió muchísimo y me dijo que a ellos se lo devolvían todo. Entonces hablamos también de los precios y, a nosotros los españoles, nos pagaban menos que a ellos.
Cuando salió del hospital para regresar a su país, me dijo que hablaría con los editores pues no consideraba justo lo que hacían.
Por mi parte, escribí una carta al jefe de redacción, con quien teníamos también muy buena relación y amistad, que sigo manteniendo después de 37 años. Le dije que consideraba injusto no tener el mismo trato que tenían con nuestros compañeros holandeses. La firmaron, también, todos los dibujantes que trabajábamos para ellos, desde nuestro país, a través de Creaciones Editoriales. En la agencia se cabrearon pues temieron perder el trabajo de todos, pero no fue así. Pocos días después tuve respuesta de Ernst Winkler, el jefe de redacción, y a partir de aquel momento nos devolvieron todos los originales, no solo a mí, sino a todos los que trabajábamos para la revista.
Para mí lo más importante de todo fue la ayuda incondicional que recibimos de Jan Steeman y Patty Klein. Fueron a hablar personalmente con los editores y nos apoyaron en todas nuestras reivindicaciones. Demostraron ser unas personas ejemplares pues nosotros éramos, en realidad, sus competidores.
Años después pude devolverles mínimamente aquel apoyo. Habían cambiado de editor y el que había entonces quería suprimir “Noortje”, el personaje que escribía Patty y dibujaba Jan. Se organizó una web en su apoyo y yo hice el dibujo que ilustra esta narración.
Los editores de entonces no eran tan amistosos y humanos como Ernst, y estuve a punto de perder mi trabajo también. Pero “Noortge” siguió publicándose y, actualmente, es la única que sigue publicándose, en Tina, de todas las que salían en aquella época.
Pienso que lo merecen, no solo porqué la historieta es de gran calidad, sino porque ellos, como personas, lo merecen más aún.

12 oct. 2012

La vida critica 28 - Otra tira para reir un rato.

Despues de publicar algo sobre Tini Tinture, poner una de estas tiras no puede competir con ella, pero espero que sirva para sonreir un rato.

10 oct. 2012

Galeria de dibujantes - Mi amiga Trini Tinture

                                           MI AMIGA TRINI

Hoy voy a contaros lo que se dé una de las mejores ilustradoras en temas infantil y juvenil que, además, es mi mejor amiga: Trini Tinturé.
Empezamos a trabajar en Bruguera en la misma época, aunque ella lo hizo en el estudio que la editorial tenía en la Avenida Republica Argentina. Antes había dibujado alguna serie para una pequeña editorial y, también, trabajó en una agencia de publicidad.
Cuando llegó a Bruguera, después de hacer algún “Celia” y “Sissi”, empezó ya a trabajar para Inglaterra y Escocia. Primero para la revista “June”, en su primer trabajo que dejó constancia de su calidad y personalidad. Fue “Oh, Tinnker!”, cuya protagonista era una pequeña hada. A pesar de haber dibujado muchas historietas románticas, el estilo infantil es algo innato en ella y en lo que es una de las mejores. En este estilo realizó también, para la revista escocesa “Twinkle”, una niña con su corderito “Curly”, que se publicó durante varios años con gran éxito.
En Bruguera, para la revista Lily, dibujo su personaje” Emma”, una simpática bruja con su familia. El personaje era suyo y yo le aconsejé que se escribiera los guiones ella misma, pues tiene gracia y calidad para hacerlo, pero prefirió que lo hiciera Andreu Martin, el actualmente conocido escritor de novela negra.
Cuando nos hicimos amigos iniciamos una relación que es casi familiar: Trini es más que mi amiga, una hermana. Pero si la he escogido para ponerla en este espacio no es por esto, sino por su gran calidad. Sus dibujos tienen ternura y feminidad.
Ha realizado infinidad de personajes para la revista Tina como: “Siska”, “Marina”, “Mijn Beste Yolanda”, “Miky”, etc. cuando esta revista dejó de darnos trabajo a todos los dibujantes españoles ella siguió trabajando para Holanda dibujando las historias de “Penny”, femeninas también, pero sus coprotagonistas son caballos. Unos caballos deliciosos, como sus chicas, que tienen una enorme expresividad tanto en sus rostros casi humanos, como en sus movimientos magníficos.
Hace años que realiza esta serie que se publica, además, en muchas revistas de toda Europa, y que continúa su éxito.
Antes había realizado varias series para Alemania, con caballos también de protagonistas para la revista “Biggi”, como “Becky, Ben and Boots”.
Años atrás habíamos trabajado muchas veces juntos, como hice con Paco y Purita Campos, y fueron los momentos más divertidos de mi vida, pues teníamos todos un sentido del humor muy parecido y nuestras conversaciones eran una maratón de gags que nos hacían llorar de risa.
El retrato que acompaña esta narración, además de la portada de “Emma”, se lo hice en aquella época para que saliera en la revista “Bruguelandia” dedicada a ella. He pensado que hoy también estaría bien ponerlo aquí pues sigue siendo la misma.
Estoy seguro de que sus dibujos también me han influido, aunque nunca llegaré a tener esa ternura que emanan los suyos.
Si quereis ver mas dibujos suyos podeis ir a su página web:http://www.trinitinture.com/es/home.htm

8 oct. 2012

La vida critica 27 - Una nueva tira de esta serie que me divirtió hacer.

Siempre me gustó hacer historias de humor, pero en mi vida profesional he hecho muchas otras cosas. Pronto voy a iniciar una nueva sección que se titulará "Proyectos", muchos de los cuales llegaron a realizarse y otros no. Tanto en historietas como en temas, tan distintos, como "Parques Tematicos".

6 oct. 2012

Mi vida en Bruguera Capitulo 10 - Persiguiendo un Ovni

                                   UN OVNI SOBRE EL TIBIDABO
Esto sucedió cuando trabajaba para Editorial Bruguera y salía con la chica más guapa de la editorial, ya sabéis, Conchita.
Habíamos salido en mi viejo coche de segunda mano (un destartalado Renault), para pasar la tarde del domingo por la carretera que circula por la sierra de Collcerola, desde Molins de Rey a Barcelona. En aquellos años no había tráfico, estábamos prácticamente solos disfrutando de nuestra juventud en aquel viejo coche, cuando vimos algo que nos heló la sangre, y esto que nosotros de helados no lo estábamos en absoluto.
Era un atardecer, de suaves colores anaranjados por la puesta del sol, y entonces sucedió algo que habíamos deseado en lo más profundo de nuestro ser. Algo que habíamos hablado, en varias ocasiones, pensando qué haríamos si sucedía. Y allí estaba, majestuoso, surcando el cielo en dirección a la ciudad, suave y silencioso…, un ovni!
Era plateado y se alejaba majestuoso de nosotros, después de haber pasado sobre nuestras incrédulas cabezas, hacia un instante. Parecía una nave de gran tamaño que surcaba el cielo y no podíamos precisar a qué altura.
Nos volvimos locos los dos y arranqué el coche mientras Conchita gritaba: ¡Corre, corre, que no se escape…!. No hacía falta que insistiera, yo estaba tan emocionado como ella y corría ya por aquella sinuosa carretera detrás de algo que habíamos imaginado cien veces: un Ovni descendía y tomábamos contacto con unos extraterrestres,…¡nosotros!
Esta carretera está en pleno bosque y, mientras perseguíamos a aquella nave, a veces parecía más cerca y en otros momentos desaparecía de nuestra vista entre las copas de los arboles.
La persecución duro varios minutos, que se hicieron eternos, “¡Corre, corre, qué casi les tenemos ya!”, gritaba Conchita. Cuando estábamos ya más cerca y parecía que, de un momento a otro, iban a tomar tierra, estábamos convencidos que, poco después, estaríamos dentro de aquella nave abducidos por los extraterrestres.
En aquellos años se hablaba mucho de estas naves y varias personas decían que habían viajado en ellas después de ser abducidas. Se escribieron muchos libros sobre este tema y se aseguraba que los gobiernos de muchos países tenían documentos, fotografías y pruebas de la existencia de extraterrestres, pero que no se hacían públicos para no alarmar a la población.
Estábamos tan seguros de lo que veíamos, en aquellos momentos, que lo que sucedió entonces nos dejó perplejos e incrédulos: cuando estábamos ya tan cerca de aquel Ovni, que nos parecía imposible no llegar a tener contacto con ellos, la nave tropezó con la copa de un pino y cayó lentamente al suelo…
Hasta aquel momento no nos dimos cuenta de la realidad. ¡Se trataba de uno de estos globos que se elevan gracias a un algodón prendido en alcohol, y que el aire caliente hace elevar y volar llevado por el aire!. Cuando el alcohol se terminó, quedó ladeado, era plateado y con la luz de la puesta del sol los dos habríamos jurado ante un tribunal de la Santa Inquisición, si hubiera sido necesario, que aquello que habíamos estado persiguiendo era un Ovni.
Después de aquello ya dudo de cualquier cosa, por clara que me parezca.

5 oct. 2012

Galería de dibujantes 3 - Antonio Bosch Penalva


Antonio Bosch Penalva es uno de los grandes ilustradores de nuestro país. Le conocí en Bruguera, cuando yo era un imberbe principiante, y él era ya un extraordinario ilustrador.
Fue un gran portadista, pero sus historietas románticas para Inglaterra, me influyeron enormemente. Su dibujo era de una simplicidad y elegancia insuperable.
Hay dibujantes que, hagan lo que hagan, su dibujo tiene elegancia y belleza. Si dibujan un monstruo, es bello, y esto es lo que le sucedía a Bosch. Cualquier cosa que plasmara en un papel tenía belleza.
Recuerdo que le encontré en Bruguera cuando dejó de hacer historietas y se dedico exclusivamente al color. Me explicó que había perdido visión y esto le dificultaba hacer las viñetas de historieta. En cambio, las ilustraciones a color no le causaban esta dificultad.
Perdimos un historietista pero ganamos un portadista de una calidad a la que solo pueden llegar los grandes artistas.
Sus pastosos colores, suaves y elegantes como sus figuras, fueron superiores a sus historietas. Sus portadas para Bruguera, para la “Colección Historias Color”, por ejemplo, o toda la serie para “El hombre enmascarado”, eran “vendedoras”. Cuando veías una de sus portadas te daban ganas de leerlo.
Hay actores de cine de los cuales dicen que “la cámara les quiere”, porque son fotogénicos y siempre quedan bien. Creo que es exactamente lo que sucedía con los dibujos de Bosch Penalva. Cualquier cosa que dibujara quedaba siempre atractiva y elegante.
Si pudiera parecerme a alguien, con mis dibujos, le escogería a él sin duda alguna.

Desgraciadamente Antonio murió hace algunos años.





3 oct. 2012

La vida critica 26 - Otra tira de esta serie que se publicó en El TBO

Este fin de semana creo que ya volveré a publicar cosas con normalidad. Otra historia para reir un rato, cuando estuve a punto de ser abducido por un Ovni!